Tendencias

La secta que empleó ayahuasca para explotar a sus fieles

Pavel Almeida, músico y actor, desde su hogar, narra cómo fue que cayó en la secta que lo explotó laboralmente.

Pavel Almeida trata de salir adelante después de soportar la manipulación de una secta.
El joven de 32 años es un músico empedernido, amante del cine, cuya pasión le permitió ganar premios internacionales.

Sin embargo, la buena fortuna no saciaban su sentimiento de vacío e incertidumbre. En 2017, Pavel estaba a punto de culminar sus estudios en el Tecnológico Universitario de Cine y Actuación (Incine).

En esa época terminó una relación de tres años, debido a su trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), que desencadenó comportamientos impulsivos.

Su padre le recomendó someterse a un ritual de ayahuasca. Fue así que Pavel conoció al Taita Sandro Pilaguaje y empezó una pesadilla.

Poco después, tras otros rituales, conoció a Óscar Darío F. U., líder de la secta Comunidad PACTO, oriundo del departamento de Tolima (Colombia).

Pavel se unió a la secta Comunidad PACTO en 2017, a los 27 años, luego de que el líder les ofreciera a sus seguidores alcanzar la paz interna que buscaban.

Imágenes de la granja en donde los adeptos de PACTO laboraban, sin recibir salario o beneficios de ley. Video: Cortesía

Pavel ingresó a la comunidad sin saber que Óscar Darío fue señalado por supuesta estafa.

Óscar Darío F. U. líder de Corporación PACTO, sometía a sus adeptos bajo el lema "La Nueva Humanidad".

El origen de la Comunidad PACTO no es muy claro. En internet no hay información de su ubicación ni personería jurídica.

Lo que si evidenció Pavel, dice, fue que había un radical sistema de explotación laboral. La comunidad levantó una especie de granja para sembríos y crianza de animales. Ninguno de los integrantes percibió un salario ni beneficios de ley.

El músico salió de la secta el 10 de noviembre de 2020, a los 30 años. Pablo, su padre, presentó una denuncia en contra de la secta. Conozca su historia en Revista Digital BAGRE.