Retratos

Elvis Presley, una descarga de adrenalina

Ilustración: Manuel Cabrera. Revista Bagre

La cinta sobre la vida de Elvis Presley por fin llegó a los cines y se siente como la descarga de adrenalina de un largo video musical.

Elvis es la nueva biopic de una de las figuras más emblemáticas e influyentes de la historia. El director, Baz Luhrmann, quien estuvo detrás de esta película, se ha posicionado por su estilo extravagante y maximalista. 

Austin Butler como Elvis. Warner Bros Pictures

Elvis y su cercanía con la comunidad afroamericana

La película tiene muchos aciertos. Entre ellos está la mención y reconocimiento a la comunidad afroamericana en la creación del género que ahora se conoce como rock & roll. Se destaca en el film que Elvis tenía una relación cercana con esta comunidad, lo que le permitió escudriñar en varios géneros musicales y así inspirar sus creaciones. 

Una de las menciones más importantes es a la de la pionera y forjadora del rock and roll, la afroamericana, Rosetta Tharpe, quien aparece en el film tocando su mítica guitarra. Rosetta o Big Mama Thornton es la intérprete original de "Hound Dog", de la que luego Presley hizo un cover que se convertió en éxito y lo sigue siendo hasta el día de hoy. 

Big Mama Thornton interpretando Hound Dog

También incluye a grandes exponentes de este género de una forma rápida pero a la vez emotiva. Como Fats Domino, el primer afroamericano en hacerse millonario por tocar rock, B. B. King con quien Elvis tenía una amistad cercana. Elvis comentaba que él era una de sus inspiraciones musicales más grandes. 

Otro personaje presente en la película es Little Richard del que se hace una breve introducción musical con su reconocido estilo gospel a la hora de cantar.

Es gratificante que el film incluya a héroes casi olvidados que han pasado inadvertidos por mucho tiempo y son parte integral de la historia de la música.

Rosetta Tharpe Photo by James Kriegsmann/Michael Ochs Archives/Getty Images.
Big Mama Thornton Photo by Michael Ochs Archives/Getty Images

Fats Domino Foto: CLIVE LIMPKIN
  Little Richard Foto: Michael Ochs Archives
B.B. King 1948 in Memphis, Tennessee. Foto: Michael Ochs Archives/Getty Images

Austin Butler como Elvis Presley

Austin Butler personifica a Elvis de manera excelente y de verdad se siente el gran compromiso y respeto que ha tenido hacia él. Es casi como ver al mismísimo Elvis otra vez en pantalla no sólo por el parecido físico, sino a nivel de personificación. 

En pocas escenas, Butler deja ver la gran inseguridad que tenía Presley y cómo le cobra factura con el tiempo

Butler, quien venía arrastrando varias críticas y burlas por no haber dejado de hablar con una voz gruesa como la de Presley, demuestra la gran entrega que tuvo al rol. Hasta los que se burlaron de él han dejado de hacerlo después de ver su impecable actuación personificando al rey del rock and roll. 

Con esta interpretación, Austin Butler será muy popular durante la próxima temporada de premiaciones y se espera que logre ganar el anhelado Óscar.  

La voz de Austin Butler antes y después de interpretar a Elvis

Tom Hanks y su papel como el coronel Tom Parker

Este no es el caso de Tom Hanks, quien interpreta al manager de Elvis, el coronel Tom Parker. Su actuación cae en lo caricaturizado, tanto así que se puede concluir que tuvo una dirección totalmente diferente a la de Butler. 

El personaje del coronel tiene el mismo problema que tuvo Jared Leto en su papel en La casa Gucci. Insufrible. Todo un dibujo animado que carga con un peso inexplicable. Parece que Hanks no entendió que era parte del elenco de una película que narra la historia de uno de los artistas más emblemáticos e icónicos de la música y del rock.

Tom Hanks como Coronel Tom Parker. Warner Bros Pictures

La cinta no logra humanizar a Elvis

Uno de los más grandes desaciertos de la película es que desaprovecha la oportunidad de contar la historia de Elvis desde su perspectiva. Se desperdició la oportunidad de humanizarlo, de que el espectador se sensibilice al conectar con el lado más humano del artista, para que así no solo se lo reconozca como la estrella y el mito que encarna Elvis, sino como un ser humano con luces y sombras. 

Si bien es cierto que la película aborda varios episodios fuertes de la vida de Elvis, no los profundiza. Por ejemplo, no hay episodios de él componiendo. También pasa por alto uno de los problemas más grandes de la estrella, el desorden alimenticio que sufrió conocido como síndrome de atracón

Estos vacíos dejan un sabor agridulce a la hora de presentar a Elvis a las nuevas generaciones, pues la película no consigue poner en contexto el gran impacto que tuvo Elvis Presley en su época. No solo en la música, sino en la cultura, el marketing, el consumo y la cultura de masas. 

La película logra su objetivo de entretener y hacer sentir al espectador la energía y vibra que el rey transmitía.

Pero falla cuando no logra que la audiencia conecte con la parte humana de Elvis, algo que en la cinta biográfica de Elton John, Rocketman, transmite de forma acertada.

En la cinta sobre Elton John no solo se conoce y comprende al artista y su proceso creativo, sino que la audiencia empatiza y crea un vínculo con un Elton John que sufre, como cualquier ser humano. Pero a la vez experimenta un gran proceso de creación musical. 

Sin embargo, la película sobre Elvis es un aporte para las nuevas generaciones y también para quienes crecieron escuchando su música y bailándola. ¡Elvis sigue siendo el rey!